miércoles, septiembre 12, 2007

Nomás un ratito...

david chávez

Hoy quiero ser unos zapatos mojados puestos al sol hasta secarse. Hoy quiero ser un guacamolito con cebolla, algo de ajo, jitomate y limón, embarrarme en una tostadita y bañarme con cerveza helada. Hoy, chingada madre, quiero ser un morrito que salta desde lo que le parece son ochenta metros de alto, encoger el cuerpo, constreñirse, apretadujado, bala de cañón, una bomba que explota en el agua de la alberca, y al caer en la piscina abrir los brazos, patalear, hacer un berrinche bajo el agua clorada donde otros niños mean con inocencia, con desenfado de agujetas.

Hoy quiero hacer enojar a mi madre, esconderme en su falda y hacerle creer que juego tan sólo como pretexto para buscarle el pajarito. Quiero sacudirle todas y cada una de las hojas a los árboles como hace el viento cada tarde papalotera, elevarme y ver la ciudad, ver cómo se va tragando todo lo verde verde verde y correr, trepar y desatorar mi cometa, quemarme la mano con el pabilo que me ata a ella cuando escapa veloz y ardiente con una ráfaga de aire y fornica en el cielo; hoy quiero ser un perro pastor alemán echado en el suelo fresco, un perro pastor alemán que no estornuda, que huele culos de perras, que se aparea y fornica, que marca su territorio con meadas hediondas.

Hoy quiero salir disparado hacia tus senos como refresco de soda y quedarme ahí cocacolosamente en tus pezones, hasta que llegues a la regadera de tu casa, desnuda, y me disuelvas como la bebida que derrama el niño en forma de ladrido, de lamida, como el humo de la mariguana, como ese pedo que se escapa discreto de entre tus nalgas que llenan tus yins, que atraen como miel a la mosca en que se ha convertido tu clítoris revoloteante en mi lengua, que baila danzas abejorriles, diletantes.

Hoy quiero que cojamos nomás un ratito, así, como queriendo procrear. Un ratito nada más, y después te subes de nuevo las pantaletas, te pones el sostén y te acomodas las chichis. Te pones los yins, los tenis, la blusa y te acomodas el cabello. O no lo hagas. Nos dormimos cinco minutos y después me despierto y te veo dormitar y te toco la espalda, las piernas, el vello púbico y se me va a parar la verga de nuevo y cojemos de nuevo. Yo creo que sí, que puedo lamerte otra vez ahí donde te gusta y sentirme como un niño que come sandía en el verano caluroso, que se moja los zapatos cuando juega a hacerse pedazos a sí mismo (porque el niño sabe que es él quien habita los charcos sobre los que brinca), los mismos zapatos que hoy quiero ser, puestos al sol hasta secarse.

Hoy quiero ser un guacamolito con cebolla, algo de ajo, jitomate y limón, embarrarme en una tostadita y bañarme con cerveza helada. Hoy, chingada madre, quiero ser un morrito que salta desde lo que le parece son ochenta metros de alto, encoger el cuerpo, constreñirse, apretadujado, bala de cañón, una bomba que explota en el agua de la alberca, y al caer en la piscina abrir los brazos, patalear, hacer un berrinche bajo el agua clorada donde otros niños mean con inocencia, con desenfado de agujetas.

Yo quiero ser todas esas cosas que pienso nomás por un ratito, cuando cierro los ojos y escucho cantar i'll look around a Madeleine Peyroux. Ah, si no fuera yo tan adicto a las puñetas y al internet...

4 comentarios:

Triquiñuelas dijo...

Gracias te doy, mi rey, por hacerme feliz con estos textos... te dejo mis recuerdos y listos los coscorrones para esta vieja pendeja, para que vea que al gober no le tiembla la mano...

wendylú dijo...

Yo también quisiera, quiero ser lo que ya no soy y vivir desenfadada, y quitarme mis vicios puñeteros y weberos...

*Gina Halliwell* dijo...

GUAU. Pero qué texto. No pasé del primer párrafo cuando tuve que presionar el botón de estrellitas del Explorer para guardar la dirección de esta página entre Mis Favoritos.

Hoy quiero ser la desconocida que te saluda para felicitarte por tu increíble manera de escribir, pero también quiero ser la latosa que pide autorización para subir este texto a mi Spaces de MSN con el crédito correspondiente, of course (por mí lo subo a mi blog, pero no puedo incluir ciertas palabras por indicación del webmaster... ya know).

Saludos, y gracias por tan delicioso escrito.

Jéssica de la Portilla Montaño.

www.TodoMePasa.com

deivid dijo...

Va, que se haga con las mismas condiciones que pones en tu perfil, más que me aceptes en tu mensajero y por ese medio me digas cómo llegaste a mi blog. tenemos un trato?