sábado, julio 05, 2008

Primeros frutos

david chávez

.

Leía. Leía todo el tiempo. La beca me costeaba gastos de sobrevivencia y compraba con ella también nuevas obras, más libros, más revistas. En realidad quería escribir. Me dijeron que después de leer mucho, mucho, lo suficiente, entonces yo, como una piscina, comenzaría a llenarme de ideas, de historias, de cosas qué contar, de cosas qué escribir. ¿Cuándo debo dejar de leer?, ¿cuándo podré escribir algo más que estas líneas? En realidad, conforme leo, me doy cuenta de que siento que me han engañado. Me pusieron a leer para que no escribiera las historias que quienes me dijeron que leyera y que luego de eso comenzaría a escribir ahora escriben. Chale...

.

4 comentarios:

MMm dijo...

es que lees con un fin, así nomás no.

si quieres que salga así como te dicen, tienes que querer leer porque ya no hay más en este mundo que te haga feliz. las palabras vienen después. pero no leer para escribir. entonces las palabras nomás se revuelven en tí.

deivid dijo...

te cae?

mmm dijo...

neee, nomás dije puras pendejadas. tú caile y yo te sigo leyendo

deivid dijo...

cámara pues. quién eres?